top of page
  • Foto del escritorManuel Alméstar

NIXON EN CHINA, de John Adams.

Actualizado: 21 mar

DATOS PRÁCTICOS

Fechas: del 17 de abril al 2 de mayo del 2023

Entradas: De 17 a 470 euros ver enlace



¿CÓMO SE HACE LA HISTORIA?


El Teatro Real estrena en España Nixon en China, de John Adams, en una nueva producción del Teatro Real en coproducción con la Den Kongelige Opera de Copenhague y la Scottish Opera, que estará en escena entre el 17 de abril y el 2 de mayo (7 funciones).




Esta ópera, que goza del favor del público internacional desde su estreno en Houston, en 1987, recrea la visita del presidente de Estados Unidos, Richard Nixon, a China, en 1972, en el marco del ceremonial maoísta, en plena guerra fría.

Haciendo uso de un importante material documental e iconográfico, la producción concebida por John Fulljames (que en el Real dirigió Street Scene, en 2018) sumerge al público en una interesante y honda reflexión sobre el choque cultural entre Estados Unidos y China, la parafernalia del poder, la propaganda dictatorial, la soledad y la servidumbre de los líderes.

En la partitura, de reconocible atmósfera estadounidense, se articulan arias, dúos, concertantes, coro y ballet, emulando la tradición operística decimonónica, pero con una escritura orquestal y un universo sonoro muy libre, al servicio de la dramaturgia.

En la dirección musical de la ópera se alternarán, al frente del Coro y Orquesta Titulares del Teatro Real, la coreana Olivia Lee-Gunderman y el griego Kornilios Michailidis. Actuarán junto a un reparto coral en el que destacan Leigh Melrose, Sarah Tynan, Jacques Imbrailo, Alfred Kim, Audrey Luna y Borja Quiza.




El éxito de Nixon en China representa un caso singular en la ópera contemporánea, ya que, infelizmente, son muy excepcionales las partituras de compositores actuales que gozan del favor del público y de la crítica y se programan asiduamente.


El Teatro Real puede finalmente dar a conocer una de las más importantes obras de John Adams, muy querido por el público melómano en España y Premio Fronteras del Conocimiento de la Fundación BBVA en la categoría Música y Ópera, en 2018.




ARGUMENTO


Acto I

En el aeropuerto de Pekín los contingentes del ejército chino esperan la llegada del avión presidencial «Spirit of '76», que lleva a Nixon y su grupo. El coro militar enuncia las «tres reglas de la disciplina» y los «ocho puntos para la atención». Una vez el avión aterriza Nixon aparece junto a la primera dama Pat Nixon y su secretario de Estado Henry Kissinger.

El presidente intercambia saludos con el primer ministro chino, Zhou Enlai, quien encabeza la fiesta de bienvenida. Nixon habla de la importancia histórica de la visita, de sus esperanzas y temores por el encuentro («Las Noticias Tienen una Especie de Misterio»). La escena cambia al estudio del presidente Mao Zedong, donde este espera la llegada del grupo estadounidense.

Nixon y Kissinger entran con Zhou; Mao con el presidente conversan sobre banalidades mientras los fotógrafos inmortalizan la escena. En la discusión que sigue, los occidentales están confundidos por los comentarios gnómicos y con frecuencia impenetrables de Mao, que son amplificados por sus secretarios y a menudo por Zhou.

La escena se mueve al banquete nocturno en el Gran Salón del Pueblo. Zhou brinda por los visitantes estadounidenses («Hemos Empezado a Celebrar los Diferentes Caminos») y Nixon responde («He Asistido a Muchas Fiestas»), después de lo cual los brindis continúan a medida que la atmósfera se vuelve cada vez más agradable. Nixon, un político que hasta entonces se había destacado por su anticomunismo, anuncia: «Todos, escuchen; sólo permítanme decir una cosa. Me opuse a China, estaba equivocado».

Acto II

La primera dama cumple con su agenda cultural, visitando los lugares de interés en Pekín, tanto del presente comunista como de la antigua época imperial. Los obreros de las fábricas le regalan un pequeño elefante, ella con mucho gusto les dice que el elefante es uno de los símbolos del Partido Republicano que dirige su esposo.

Posteriormente visita una comuna donde es recibida con entusiasmo; al observar a los niños jugar en las escuela se emociona profundamente: «Solía ser maestra hace muchos años», canta, «y ahora estoy aquí para aprender de ustedes». Luego se traslada al Palacio de Verano, donde en un aria contemplativa observa un futuro pacífico para el mundo («Esto es Profético»).

Al atardecer, el grupo del presidente asiste a la tradicional ópera de Pekín como invitados de la esposa de Mao, Jiang Qing. Allí son convidados a presenciar la actuación de una ópera-ballet política: El Destacamento Rojo de Mujeres. Esta representa la caída de un cruel e inescrupuloso terrateniente (interpretado por un actor que debe parecerse mucho a Kissinger) a manos de valientes mujeres trabajadoras y revolucionarias.

La obra afecta profundamente a los Nixon; en un momento dado, Pat se apresura al escenario para ayudar a una niña campesina que —ella cree— está siendo azotada hasta la muerte. Una vez caído el telón, la mujer de Mao, Jiang Qing, enojada por la aparente mala interpretación del mensaje de la ópera canta una áspera aria: «Soy la Esposa de Mao Zedong», alabando la Revolución Cultural y glorificando su parte en ella. Un coro revolucionario hace eco de sus palabras.

Acto III

Es la última noche de los estadounidenses en Pekín. Mientras se encuentran en sus respectivas camas, los principales protagonistas reflexionan sobre sus historias personales en una serie surrealista de diálogos entrelazados. Nixon y Pat su juventud y las luchas que tuvieron que enfrentar; Nixon evoca recuerdos de los tiempos de guerra («Sentados alrededor de la radio»). Mao y su esposa bailan juntos, mientras este recuerda a «la pequeña y sabrosa estrella» que llegó a su cuartel en los primeros días de la revolución. A medida que van recordando, Jiang Qing va afirmando que «la revolución no debe terminar». Zhou medita en soledad.

¿Ha tenido un significado histórico la visita? Sí... Pero Nixon y Mao se preguntan si han cumplido sus sueños de la juventud. El político chino deseaba realizar el ideal de una gran revolución asiática, y el objetivo en la vida del estadounidense había sido ser propietario de su propio local de hamburguesas. Solo el anciano Zhou Enlai ha renunciado a cualquier deseo y ya no tiene nada que temer ni esperar, terminando la ópera con un aria reflexiva, preguntándose: «¿Cuánto de lo que hicimos fue bueno?». Los primeros cantos de pájaros de la mañana lo están convocando para que reanude su trabajo, mientras que «fuera de esta sala, el frío de la gracia yace sobre la hierba de la mañana».



Ópera en tres actos

Música de John Adams (1947)

Libreto de Alice Goodman

Estrenada en la Grand Opera de Houston el 22 de octubre de 1987

Estreno en el Teatro Real

Nueva producción del Teatro Real, en coproducción con Den Kongelige Opera de Copenhague y la Scottish Opera


Equipo artístico

Director musical | Olivia Lee-Gunderman - 17, 21, 24, 26 y 28 de abril

Kornilios Michailidis - 30 de abril y 2 de mayo

Director de escena | John Fulljames

Escenógrafa y figurinista | Dick Bird

Iluminadora | Ellen Ruge

Coreógrafo | John Ross

Diseñador de sonido | Cameron Crosby

Vídeo | Will Duke

Director del coro | Andrés Máspero


Reparto

Chou En-Lai | Jacques Imbrailo Richard Nixon | Leigh Melrose Henry Kissinger | Borja Quiza

Nancy T`ang (primera secretaria de Mao) | Sandra Ferrández

Segunda secretaria | Gemma Coma-Alabert

Tercera secretaria | Ekaterina Antípova

Mao Tse-Tung | Alfred Kim

Pat Nixon | Sarah Tynan

Chiang Ch’ing (Madame Tse-Tung) | Audrey Luna

Coro y Orquesta Titulares del Teatro Real



Escúchala aquí




Fuente: Teatro Real de Madrid


Entradas Recientes

Ver todo

Comments


Suscríbete

Thanks for submitting!

bottom of page